Simple Stay in Bed Facebook Cover.png

TESTIMONIOS

de familias que no dormían... pero ya sí

 

"Ahora que Hugo duerme toda la noche en su cama, descanso mejor y disfruto de él mucho más durante el día. No puedo creer que en cuatro noches esté dormido a las 20h en su cama, y toda la noche, ¡quiero llorar de emoción!"

Mamá de Hugo, 3 años y medio

"Mil gracias por todo Lucía, nos has cambiado la vida. Seguiré recomendándote para que puedas ayudar a más familias a descansar"

Mamá de Daniel, 11 meses

"No esperaba ver resultados tan rápidos. Estoy tremendamente agradecida. Ahora tenemos una rutina de sueño mucho más saludable y se duerme mucho más rápido. Antes tardaba hasta 3h!"

Mamá de Alicia, 20 meses

Muchas gracias por ayudarnos en el sueño de nuestra pequeña.
Se dormía sobre las 20.30, pero despertaba todas las noches sobre la 1 y las 4 para tomar bibi.
Con tu ayuda hemos conseguido que duerma desde las 21h hasta las 7h sin despertares.
En tres semanas, con paciencia y constancia lo hemos logrado.
Muchas gracias por tus consejos!

Mamá de Lucía, 2 años

"Hola Lucía, quería hacerte llegar la opinión de las profes de la escuela, pues desde que ha empezado a dormir dicen que parece otro, que está mucho más risueño  y apenas irascible"

Mamá de Manuel, 19 meses

"Me costaba creer que con solo una sesiónm consiguiera tener resultados tan rápidos. Hemos conseguido dormir del tirón, aprender a dormir a la peque, y lo más importante, descansar todos. Y todo sin lloros, desde el respeto y el cariño. Mil gracias."

Mamá de Cayetana, 2 años

"La asesoría de sueño con Lucía nos ha cambiado la vida, y esto no es un anuncio. Llevábamos un año y medio sin dormir seguido. Sólo habíamos conseguido unas cinco noches, y no consecutivas. Habíamos probado de todo (menos métodos como el de Estivil) y la hora de dormir se había convertido en un momento de conflicto y angustia. Ahora nuestro hijo sabe dormirse solo, sin angustia, y tanto él como nosotros podemos descansar. También duerme de corrido toda la noche. Ojalá lo hubiésemos hecho antes, habríamos ganado mucha calidad de vida.
El camino para conseguirlo ha sido duro, pero no ha implicado sufrimiento, sino mucha constancia y comunicación. Y ahor tenemos las bases para afrontar futuras regresiones de sueño, u otras necesidades de nuestro hijo. En fin, estamos muy contentos"

Padres de Nil, 18m